Loading...
29.10.09

Nefelibata en cromos

Sorte de poder entar nunha librería e bater cun libro insospeitado e sorprendente. Será que é unha sorte andar polas nubes e caer traído por unha inesperada calma outoniza. Será ese Carlos Barral o que eu penso. Abro e busco nos títulos de crédito. Si, o mesmo que morreu en 1989 en Barcelona. Que título tan estraño, Nefelibata en Cromos, e ademais que palabra máis estraña. Buscarei o significado desa palabra nalgún sitio, no dicionario da RAE ou na rede. A editorial tampouco a coñezo, Duomo ediciones. Mergúllome ata o fondo. Agora lembro, son os que publicaron o libro de Giono El hombre que plantaba árboles.
Situado no espazo editorial, póñome á lectura. Abro o libro e unhas ilustracións das que me gustan, negro sobre branco, algo de cor e sinxeleza. O texto, para todos os lectores, adultos ou nenos. E finalmente o silencio, estou acompañando o neno que viaxa nunha nube e vou a unha illa. Por fin xa sei por que este libro se titula Nefelibata en Cromos. Lédo, lédello aos pequenos.

Es una suerte poder encontar oculto en una mesa de novedades un libro totalemente desconocido. Será que la suerte ha querido que un paso por las nubes se haya terminado por una inesperada encalmada otoñal. Será ese Carlos Barral el que yo me imagino. Me pongo a buscar en los títulos de crédito. Sí, el mismo que se murió en 1989 en Barcelona. Que título tan extraño, Nefelibata en Cromos, y que palabra mas rara. Buscaré el significado en algún sitio, en el diccionario de la RAE o en la red. La editorial tampoco la conozco, Duomo ediciones. Buceo en el fondo. Ahora la recuerdo, es la que publicó el libro aquel de Jean Giono El hombre que plantaba árboles.
Situado en el espacio editorial, me centro en la lectura. Abro el libro y me encuentro con unas de esas ilustraciones que me gustan, negro sobre blanco y algo de color y sencillez. El texto, para todos los lectores, para que compartamos la lectura también con nuestros hijos. Finalmente me abandono en el silencio, estoy acompañando en su viaje en una nube para detenernos en una isla. Al fin entiendo por qué este libro se titula Nefelibata en Cromos. Leedlo, leédselo.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
TOP