Loading...
8.6.09

Pero Patxi, ti es poeta


Agochado no seu rostro de neno tímido, coñecín a Patxi Zubizarreta. A súa intervención á par doutro poeta, Juan Cruz Igerabide, apagou calquera atisbo de cansanzo nunha mañá de domingo tras un intenso fin de semana cheo de actividades. Foi en Arenas de San Pedro (Ávila) dentro dos Encontros de Animadores á Lectura.
A súa voz fráxil, a súa ollada todo sensibilidade, o seu achegamento ás cousas pequenas, aos detalles da vida, fixéronme absorber as súas apalabras. Pero en lugar de saciarse a un entráballe máis sede, e quería máis, e máis, sempre máis.
A palabra precisa, a metáfora exacta para describir toda a sensualidade do encontro amoroso. No contrapunto do poeta xurdiu outro poeta. E viume á mente aquela pasaxe do Frederick en que todos os ratos se volven cara a el e dinlle: Pero Frederick, ti es un poeta. Xa o sei, respondeu Frederick acorándose.

Eskerrik asko, Patxi


Pero Patxi, tú eres un poeta
Escondido en ese rostro aniñado y tímido apareció Patxi Zubizarreta. Su intervención junto a Juan Cruz Igerabide apagó cualquier atisbo de cansancio propio de una mañana de comingo tras todo un fin de semana de actividades. Fue en los Encuentros de Animadores a la Lectura de Arenas de San Pedro (Ávila)
Su voz frágil, su mirada, todo sensibilidad, su aproximación a las cosas más pequeñas, a los detalles de la vida me hicieron absorber sus palabras. Pero en lugar de saciarse a uno le entraba más sed de escuchar, quería más, siempre más. La palabra precisa, la metáfora exacta para describir toda la sensualidad del encuentro amoroso. En contrapunto al poeta, surgió otro poeta. Y me vino a la cabeza aquel pasaje del maravilloso cuento de Leo Lionni, cuando todos los ratones se vuelven y le cien a Frederick: Pero Frederick, tú eres un poeta. Ya lo sé, respondió Frederick sonrojándose.

Eskerrik asko, Patxi

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
TOP