Loading...
18.12.08

Para o Nadal escollín...

Un autor seguro nun libro sen texto. Hai quen crea que os libros perden valor polo feito de non telo?
As aventuras de "El buen soldado Svejk" nunha edición que compensa aquela vella edición que teño desde hai anos da colección Áncora y delfín, versión peto.

Budapest é outra das elecións para este tempo. O mundo das palabras fascína, engaiola e emocióna... Esta historia vai diso e seguro que o leo nun plis plas.

Agora que tanto se volve a escribir sobre a Shoah, volver a este e outros libros de BD que tratan esa época (Las falanges del orden negro, Bilal outra debilidade).


Ler os cinco volumes das aventuras do pirata Isaac. Con isto xa debo chegar a Reis. Con sorte traerán algo máis para as tardes de chuva. E se con todo non dou enchido as horas e o insomnio me vence, colleremos papel e bolígrafo e faremos borranchóns sobre o campo branco, quizais nos atopemos coa torpeza dunha toupa, a saudade dun ourizo pequecho ou cun vello rato que se fixo avó adoptivo dun pequeno muraño.

Para Navidad elegí...


Un autor seguro en un libro sin texto -¿por qué no le podemos llamar mudo?-. ¿Alguien se cree que los libros pierden valor por el hecho de no tener texto?

"LAs aventuras del buen soldado Svejk" en una edición ilustrada por Josef Lada que compensa aquella gris edición que tengo desde hace años de la colección Áncora y delfín, versión bolsillo.

Budapest es otra de mis elecciones para este tiempo. El mundo de las palabras me fascina (¿Qué palabra podría encontar en castellano para traducir engaiola?) y me emociona... Esta historia va de eso, de palabras, de lenguas y seguro que me lo leo en un abrir y cerrar de ojos.

Ahora que parece que se vuelve a poner de moda escribir sobre la industria de la muesrte que se constituyó en esas inmensas factorías en las que el asesinato traspasó la dimensión individual para adquirir el nauseabundo carácter de producción en cadena, volver a este y otros cómics que retratan esa época (Las falanges del orden negro, Bilal otra debilidad).


Leer los cinco tomos de las aventuras del pirata Isaac. Con esto ya debo llegar a Reyes, que con suerte traerán algo más para acompañar mis largas tardes de lluvia. Y si con todo no lleno las horas y el insomnio me vence, cogeré papel y bolígrafo y llenaré el campo blanco de borrones, quizás me encuentre con la torpeza de una topa, la saudade (otro concepto de difícil traspaso a otras lenguas) de un pequeño erizo o con un viejo ratón que se ha convertido en abuelo adoptivo de una musaraña.


0 comentarios:

Publicar un comentario

 
TOP