Loading...
17.6.08

Con un vuelo de pájaros rodando en el ciprés...

Non coñecía a Francisco Brines, tiña desde hai uns meses un libro seu publicado na Editorial Renacimiento titulado "El otoño de las rosas" e despois de escoitalo recitando os seus versos e falando da súa peripecia vital, tan ligada á súa obra, entendín as razóns do título. Resulta tan sorprendente atopar un home con tanta sabiduría vital e o pensar sobre o vivido; tan consciente do que significa vivir en cada momento e cunha reflexión tan serea sobre a morte. Escoitaba a súa voz con eses ritmos, esas pausas, e lembraba a Ángel González, poeta da súa mesma xeración recentemente finado. O tempo aparece en moitos dos poemas.
Yo soy el negador del tiempo
que me fue concedido, y aún me espera
Tamén os espazos amplos e a noite.

Con un vuelo de pájaros rodando en el ciprés...


No conocía a Francisco Brines, tenía desde hace unos meses un libro suyo publicado en la Editorial Renacimiento titulado "El otoño de las rosas". Después de escucharle recitando sus versos y hablando de su peripecia vital, tan relacionada con su obra, he entendido las razones del título. Resulta tan sorprendente encontrar a un hombre con tanta sabiduría vital, esa que solamente se adquiere con la vida y el pensar sobre lo vivido; tan consciente de lo que significa la vida en cada momento y con una reflexión tan serena sobre la muerte. Escuchaba su voz con ese ritmo, esas pausas, y recordaba a Ángel González, poeta de su misma generación recientemente fallecido. Es normal que el timepo aparezca en muchos de sus poemas.
Yo soy el negador del tiempo
que me fue concedido, y aún me espera
Así como los grandes espacios, la noche, el amanecer.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
TOP