Loading...
27.5.08

Os contos e a vida


Moitas veces me teñen dito que a música e a lectura non son compatibles. Eu sempre fun amigo de desafiar ese tipo de normas. Mesmo me teño posto a escribir escoitando durante unha hora a mesma canción. Mentres escribo, Norah Jones canta para min, no meu cuarto, Somewhere over the rainbow e sosteño O lago das garzas azuis.

Contan que no tempo dos homes había moitos nenos
xogando nas árbores
e que as herbas eran moi altas e moi verdes
e que tamén había moitos animais
e que alí vivía todos os reiseñores do mundo.

Contan que ata un vello moi vello con barba longa
e branca lles contaba contos aos nenos, polo serán
á hora da merenda e outras veces á hora da cea
coa lúa alta e grande...

Contan que...
... un día díxolles:
chegarán sociedades frías, distantes e covardes
que secarán o lago
e matarán todos os animais de sede e de fame...

e os nenos tiveron medo
e algúns choraron
avó non lle conte esas cousas aos rapaces
que logo pésalles o sono e non dormen

pero o avó dicía que el só lles contaba a verdade...
O lago das garzas azuis - Alfonso Pexegueiro - Eds. Xerais

Agora, co fondo de La vie en rose, xorden lembranzas de cando eu tiña un fello en idade de que as historias lle fosen lidas, contadas e compartidas, e exercendo o meu papel de pai responsable, decidín non lerlle El médico carbonero para evitarlle pensar na morte. Sempre me arrepentín. E anos despois, deume para compartir a reflexión que fixen naquel momento e a posterior. Queremos facerlles crer que a vida é de cor de rosa, queremos enganalos, sen decatarnos de que máis duros ca os sufrimentos dos libros son os da propia vida. E esa é unha páxina que debemos ler goste ou non, parágrafos leves e pesados, ásperos e felices.


LOS CUENTOS Y LA VIDA


Muchas veces me han dicho que la música son incompatibles al mismo tiempo. Yo siempre he sido amigo de desafiar este tipo de normas. Incluso me he atrevido a escribir al ritmo de alguna canción, escuchándola una y otra vez durante una hora. Mientras escribo Norah Jones canta Somewhere over the rainbow en mi habitación y sostengo en una mano El lago de las garzas azules.

Cuentan que en el tiempo de los hombres había
muchos niños
jugando entre los árboles
y que las hierbas eran muy altas y muy verdes
y que también había muchos animales
y que allí vivían todos los ruiseñores del mundo

cuentan que hasta un viejo muy viejo con barba larga
y blanca les contaba cuentos a los niños al atardecer
a la hora de la merienda
y otras veces a la hora de la cena con la luna alta y grande...

un día les dijo:
llegarán de lejos sociedades frías y cobardes
que secarán el lago y matarás a todos los animales de sed
y de hambre...

...y los niños tuvieron miedo
y algunos lloraron
abuelo no les cuente esas cosas a los niños
que luego les pesa el sueño y no duermen
pero el abuelo decía que él solo les contaba la verdad...
El Lago de las garzas azules - Alfonso Pexegueiro - Ed. Lumen

Ahora La vie en rose como un rumor de fondo, despierta recuerdos de cuando tenía un hijo en edad de que las historias le fuesen leídas, contadas y compartidas, y cuando ejerciendo mi papel de padre responsable, decidí no leer El médico carbonero para evitar hacedrle pensar en la muerte. Me he arrepentido de ello tiempo después. Y algunos años más tarde he compartido las razones primeras y las posteriores.
Queremos hacerles creer que la vida es de color de rosa, queremos engañarles, sin darnos cuenta de que más duros que los sufrimientos de los libros son los de la vida, y esa es una página que uno no puede cerrar, debe leer los párrafos arduos y los plácidos.

2 comentarios:

  1. Precioso post, pero triste tamén. hai xa máis dun ano limos o conto de isidro ferrer "unha casa para o avó" (en castelán), preciosísimo como todo o que vai el, , ademais de contos clásicos dos de sempre en que a morte ás veces é unha protagonista mái. Hai un libro de Kitty Crowther que se non o publican imaxino que o acabarei comprando en francés la visite de la petite morte. Pois non teño "o pato e morte" de Erlbruch, pero creo que sei de que vai, teño-o mirado na librería, para os meus tan cativos case me parece que algo forte, non sei e despois do que dis.
    Por certo o outro día o bloglines fixo-che unha trastada, cachei post superinteresante ;). Saudos e bo día (con chuva imaxino pq de Lugo non es pero isto está extendido)

    ResponderEliminar
  2. O pato e a morte paréceme demasiado crudo. Eu lino hai bastante tempo, antes de que se publicara en español e quedei coa sensación, igual que con outros libros, de que non é un libro para nenos. O de Isidro Ferrer é outra cousa, ademais o tratamento de Carlos Grassa e o de Ferrer son tan complementarios que o fai un libro bonito e moi asequible. O mesmo sucede con ese pequeno goce que é "Como todo lo que nace", aínda que me parece que dulcifica algo artificialmente. Que hai máis doloroso que a morte dun ser amado...?

    ResponderEliminar

 
TOP